¿Qué es EMOCIONA-T?

El proyecto EMOCIONA-T es una colección de libros, juegos y cuentos para padres y profesionales que quieran jugar con los pequeños y con las emociones, de manera que juntos puedan desarrollar la inteligencia emocional de una manera lúdica pero guiada por la experiencia de una psicóloga especialista en emociones.

Con esta colección podrás ayudar a tus hijos a identificar sus emociones, a
expresarlas y manejarlas de manera saludable y a entender las emociones de los demás, de manera que puedan establecer una relación más saludable con los demás y consigo mismos.

¿Como se utiliza EMOCIONA-T?

FOTOEMOCIÓN I

Es un cuaderno con imágenes de la vida cotidiana que nos permite explorar el mundo emocional de los niños, analizando las causas que ellos interpretan de cada emoción y ofreciendo valiosa información acerca de cuando se han sentido identificados con ella. Facilita la identificación de las emociones y sus posibles causas.

Desarrolla la flexibilidad cognitiva y la empatía.

Es imprescincible el acompañamiento de un adulto para hacer buen uso de este material.

FOTOEMOCION II

Es un cuaderno creativo sobre las distintas emociones para realizar en equipo, preferiblemente con adultos (madre, padre, educador, terapeuta), de esta manera, l@s niñ@s aprenden acerca del mundo emocional propio y de sus personas de referencia, aspecto clave en el desarrollo de la empatía y la inteligencia emocional.

Indicado para niños que manejan la lectoescritura. El niño debe fijarse en la imagen, donde encontrará un niño y la expresión facial de la emoción. Debe escribir o hablar de momentos en los que él/ella también se haya sentido así. El adulto que le esté acompañando también tendrá que indicar cuales han sido esos momentos para él/ella.

Finaliza con una divertida actividad que termine de facilitar la comprensión de dicha emoción.

BARAJA INFANTIL EMOCIONA-T

Juego de cartas: Emociona-T te emociona.

Nº de jugadores: se puede jugar de manera individual, con varios jugadores, o por equipos.

Edad de los jugadores: desde los 3 años.

I

Nivel I del juego: MEMORIEMOCIÓN. Cartas numeradas del 1 al 16. Se ponen las cartas extendidas boca abajo. El objetivo es encontrar la pareja formada por la carta que contiene la emoción, y la carta que contiene al niñ@ con dicha expresión facial.  El primer jugador levanta dos cartas, si coinciden se las lleva; si no, las vuelve a poner boca abajo tratando de memorizar el lugar en el que están para intentar emparejarlas en el siguiente turno. Gana quien más parejas haya conseguido al finalizar de destapar todas las cartas.

Aspectos que desarrolla: ejercita la observación, la atención, la concentración y la memoria a corto plazo. Ayuda a identificar las distintas emociones y a reconocer la expresión facial de las mismas. Desarrolla el lenguaje emocional.

II

Nivel II del juego: ADIVINA COMO ME SIENTO. Todas las cartas. Se ponen todas las cartas boca abajo en un montón. El jugador  1 coge una carta del montón por turnos. Por medio de mímica tiene que expresar la emoción que le ha tocado. El resto de jugadores deben adivinar de qué emoción se trata. No vale emitir ningún sonido ni palabra.

III

Nivel III del juego: SIENTOEMOCIÓN. Cartas de la letra A a la letra P. Se ponen las cartas boca abajo en un montón. Cada jugador coge una carta del montón por turnos y completa la frase “ME SIENTO + la emoción que ha salido en la carta + CUANDO…” Por ejemplo, si un jugador saca la carta “contento”, su respuesta puede ser “Me siento contento cuando mis padres juegan conmigo a las cartas de Emociona-T”. Si da una respuesta válida, se lleva esa carta; en caso contrario, le damos una respuesta emocionalmente saludable y debe colocarla debajo del montón. Gana quien más cartas se haya llevado. (En realidad, siempre se gana, dado que se está habituando al niño a utilizar el lenguaje emocional).

Aspectos que desarrolla: Ayuda al desarrollo del lenguaje emocional, favoreciendo la  identificación de las distintas emociones y el reconocimiento de la expresión facial de las mismas. Permite identificar al niño las distintas emociones en sí mismo, así como algunas de las causas que las generan. Nos permitirá, (siguiendo los consejos de la Guía para padres y educadores “Abrazando las emociones” de la colección Emociona-T), modificar aquellas atribuciones causales que no sean saludables tanto en los pequeños como en los adultos. Ayuda a identificar las causas de las emociones en los otros jugadores.

IV

Nivel IV del juego: SIENTEMOCIÓN. Cartas de la letra A a la letra P. Se ponen las cartas boca abajo en un montón. El jugador  1 coge una carta del montón por turnos y completa la frase MI MAMÁ SE SIENTE + la emoción que ha salido en la carta + CUANDO …” Por ejemplo, si un jugador saca la carta “CONTENTO”, su respuesta puede ser “Mi mamá se pone contenta cuando mis hermanos y yo jugamos a las cartas de Emociona-T sin pelearnos”. Ahora debe nombrar a otra persona que puede estar en el grupo de juego o no, y será sobre la que el siguiente jugador deberá completar la frase. Si da una respuesta válida, se lleva esa carta; en caso contrario, le damos una respuesta emocionalmente saludable y debe colocarla debajo del montón. El siguiente jugador coge una carta del montón y habla sobre la situación que genera esa emoción sobre la persona que ha designado el jugador anterior. Gana quien más cartas se haya llevado.

Aspectos que desarrolla: Ayuda al desarrollo del lenguaje emocional, favoreciendo la  identificación de las distintas emociones y el reconocimiento de la expresión facial de las mismas. Permite identificar al niño las distintas emociones en sí mismo, así como algunas de las causas que las generan. Nos permitirá, (siguiendo los consejos de la Guía para padres y educadores “Abrazando las emociones” de la colección Emociona-T), modificar aquellas atribuciones causales que no sean saludables tanto en los pequeños como en los adultos. Ayuda a identificar las causas de las emociones en los otros jugadores. Favorece el desarrollo de la empatía, al tener que ponerse en el lugar del otro para imaginar qué situaciones les producen determinadas emociones a otras personas.